‘3 minutes’ es un corto del realizador Ross Ching, que apenas lleva dos días publicado en la red. La premisa es sencilla… un almacén, un tipo con con un cronómetro y gafas oscuras, y un chaval con pinta de nervioso:


Tienes tres minutos

Y la acción comienza. El escenario es un área de almacenaje de planchas de mármol. Recuerdo cuando recorrí varios lugares como este buscando mármol para mi casa (aunque al final no puse ni un sólo centímetro cuadrado), es fácil sentir la tensión de recorrer pasillos estrechos, rodeado de bloques de piedra. Ah, cuando menos te lo esperas, ¡PLACA!, giro argumental, a lo Shyamalan.


No tiene subtítulos, pero tampoco los necesita. La realización del corto es impecable. La iluminación, los ángulos de cámara, los efectos especiales… atentos al detalle de los reflejos en las planchas de mármol pulido. Quizás el tema esté un poco visto, lo sé, pero me ha parecido que destaca por encima de la media. ¿Qué opináis?


Vía | infinityxd